Conferencia de Múnich

Standard

El día de ayer, después de ayudar a unos empleados nuestros a tramitar unos préstamos rápidos y sin buró, terminé el día y regresé a casa a la hora pico, por lo que estuve atorado un buen tiempo escuchando la radio, donde se estaba hablando de varios temas, incluyendo la conferencia de Múnich.

La Conferencia de Seguridad de Múnich comenzó en el año de 1963 en Alemania, con el motivo de preservar la paz en Europa y el mundo de manera constante, para evitar conflictos en general, pero sobretodo conflictos de carácter mayor, como es el caso de alguna posibilidad de intercambios nucleares.

Los problemas más grandes que enfrenta este bloque occidental el día de hoy (según ahí se dijo) se dan en varios continentes y en distintos escenarios donde existen conflictos o donde hay la gran posibilidad para que estos sucedan.

En Asia se encuentra el conflicto de intereses entre Corea del Norte y del Sur, lo que significa un conflicto de intereses fuertes entre oriente y occidente, algo que en cualquier momento puede detonar un conflicto mayor.

En Asia, también se encuentra la gran situación con China, un país que aunque tiene comercio con todo el mundo, incluyendo el mundo occidental, el gigante asiático no tiene ningún entendimiento mayor con los países occidentales; de hecho, está intentando devorar a todo el que se ponga enfrente mediante la vía comercial, mientras preparan una fuerza militar enorme.

En Medio Oriente, como siempre y lo que es nada nuevo, existen crisis importantes en toda la región, en países como Yemen, Irak, Irán, Siria, Afganistán y Palestina, lo que por supuesto se debe al eterno terrorismo que existe en la región.

Al haber tanto terrorismo y tanta violencia, debido a las guerras causadas por el islamismo, muchas masas de personas tienen que reubicarse en otros países, volteando a ver siempre a Europa, quien esta más que dispuesta a aceptarlos y a destruir a su propia población. Este es el verdadero problema.

Durante la conferencia, la delegación norteamericana reafirmó su compromiso tiene con la OTAN y recordó a todas las naciones europeas el sacrificio que ha hecho Estados Unidos para la liberación de Europa de la tiranía, una tiranía que aunque no se haya mencionado, siempre vino de Alemania, a la que se tuvo que aplastar dos veces de manera titánica en medio siglo, para evitar que conquistara el mundo y destruyera a una raza entera.

Angela Merkel, por su parte, ahora repite lo que hicieron sus predecesores, ya que está acabando con Europa con su plan de invitar a todo el mundo islámico a que entre al continente. Aunque haga este genocidio cultural con la máscara humanitaria, es en realidad un nuevo genocidio que viene de Alemania.

La canciller también ha negado pagar más por sus cuotas de la OTAN y ha optado por concentrarse más la creación de un ejército europeo, sin depender de E.U.A., lo que probablemente causará que el Oso ruso aniquile de nuevo a Alemania.