Fotos por la ciudad

Standard

En la fotografía de las ciudades todo cuenta, desde una grieta hasta un paisaje no explorado, las señales vialeshay que cuidar no tomar fotos de lugares que ya están muy vistos, mejor innovar y capturar momentos únicos.

Desde el momento en que se nombra al sujeto en una narración, es allí donde se comienza a construir una identificación o un odio hacia éste; en la literatura hay personajes que se diseñan justamente para ello, para ser adorados en la empatía o detestados por su descripción. En la fotografía sucede lo mismo. Aún cuando sea un objeto inanimado, lo retratado guarda, gracias a su captura, esa condición primigenia que advertimos con mayor facilidad en las letras y consigue la calidad de sujeto en cuanto a catalizador de experiencias o inaugural de acciones debido a sus notorias influencias. El sujeto no siempre es orgánico, no es un factor decisivo que sea antropomórfico. Al igual que en la escritura, el sujeto se da en la foto a partir de su centralidad y relevancia.

tecnicas fotograficas arquitectura andante

Ésta es la razón por la cual la fotografía de arquitectura no es sólo disparar contra de los edificios, las calles o la conformación más compleja del urbanismo; conjugar estas dos disciplinas es evidenciar la relación intrínseca, indivisible, que tienen el humano y la construcción “artificial”.  Es plantear a lente abierto el carácter de sujeto que adquiere lo arquitectónico en tanto narrador, protagonista y espectador del acontecer.

Retratar edificaciones nunca es fotografiar al vacío, mucho menos se restringe al ámbito de lo publicitario. Conservar un registro inmóvil de ellas es archivarnos a nosotros mismos, por ello, no desdeñes esta práctica y sigue los siguientes consejos para lograr la mejor de las tomas en esta rama del arte.

Primero, y bastante obvio quizá, debes tener tu cámara siempre dispuesta para la acción y cualquier brote de creatividad. Desde una ventana hasta un pequeño resquicio, la arquitectura es inesperada aunque se crea lo contrario.

tecnicas fotograficas arquitectura torre

Invierte en un buen equipo; si esto no es posible y sólo tienes acceso a una cámara digital o un Smartphone, considera que los lentes con mayor ángulo son tu mejor opción.

tecnicas fotograficas arquitectura techo

No apresures la perfección; estudia distintas vistas o ensaya en diversas calles, así lograrás resultados que ni siquiera tú esperabas.

tecnicas fotograficas arquitectura bajopuente

Dispara en diferentes condiciones climáticas, no te cases con los días soleados ni los reflejos sobre el cristal.

fotografía de arquitectura cuadro

Presta atención a la luz, pero sobre todo, a las sombras.

tecnicas fotograficas arquitectura ventana

Juega con la percepción, la geometría, los patrones y las secciones de lo retratado; no todo es contrapicada ni vistas panorámicas.

tecnicas fotograficas arquitectura panel

Jamás te niegues a experimentar con el software de fotografía, Perfect Photo Suite y Adobe Lightroom tienen para ofrecerte más de lo que creías.

tecnicas fotograficas arquitectura flujo

Toma en cuenta que, si de verdad deseas retratar el todo estructural y los highlights de un inmueble, trabajar en blanco y negro es tu alternativa mejor posicionada.

Busca locaciones únicas; aunque hay edificios icónicos en todo el mundo, ya nadie quiere ver una foto más del Sidney Opera House o de la Torre de Pisa.

Diversión y cultura

Standard

El otro día estaba poniendo mis etiquetas autoadheribles a unas cosas de mi habitación para tener todo más ordenado y clasificado, y me surgió la idea de escribir sobre los museos que había visitado últimamente en la Ciudad.

Todos sabemos que cualquier experiencia se disfruta el doble en compañía de tus amigos, pues ellos son esas personas que tu elegiste de entre un montón de gente para que te acompañen en los momentos buenos, pero también en los problemas y tristezas que te lleguen a afectar. Por lo que no hay nadie mejor con quién compartir todas tus experiencias que tus amistades.

Afortunadamente, la CDMX es un lugar en el que puedes encontrar cientos de formas distintas de entretenerte, divertirte y aprender, todo en un mismo día y de lado de la personas con las que compartes todos tus secretos y risas. Dar un paseo con un amigo, invitarlo a comer, ir de compras o visitar algún museo serán aventuras que se triplicarán por el simple hecho de hacerlo juntos.

 

Así que sin más preámbulo, queremos darte varias opciones de museos que puedes visitar en la CDMX para divertirte en grande, como cuando eras pequeño, y en compañía de todos los amigos que tengas, pues justo esa es la clave de volver tu visita en la más dinámica, divertida e inolvidable.

Museo de la Luz

Cada exhibición es una nueva oportunidad de divertirte con todos los que te acompañen y formen parte de las ilusiones ópticas que conforman este museo, además, podrán aprender sobre la importancia de la luz en el arte, cómo su naturaleza ha convertido algunas obras en piezas maestras y de qué forma influye la visión en la percepción que cada uno tiene sobre la luz.

Universum

El museo de la ciencia es todo menos aburrido, pues con un sinfín de exposiciones permanentes más todas las galerías que eventualmente llegan de otros países a montarse dentro del Universum, tus amigos y tú podrán conocer el funcionamiento de todo lo que hace que este mundo siga girando y aún más allá del planeta del Tierra. De hecho, visitar el planetario será lo que más disfruten hacer juntos durante su visita al museo.

 

MUCHO, Museo del Chocolate

Imagina ir con todos tus amigos a conocer, oler y probar todos los mitos y las verdades que siempre quisiste saber del chocolate, además de la galería de arte, que también se basa en este ingrediente mexicano, hay talleres especializados para esta dulce gastronomía que pueden tomar juntos. Y después de abrirles el apetito pueden visitar las tiendas con gran variedad de chocolates que hay en el mismo museo y sus alrededores para llevarse un dulce recuerdo.

 

MIDE, Museo Interactivo de Economía

Quizá los números y la economía no te parezcan una idea interesante sino complicada, pero en el MIDE será imposible que tus amigos y tú no le encuentren el lado divertido al tema, pues en los tres pisos del recinto, además de jugar a comprar y vender como cuando tenías 10, aprendes sobre los procesos que se llevan a cabo para que tú puedas tener una moneda o un billete en tu cartera.

 

MUJAM Museo del Juguete Antiguo Mexicano

Para recordar cuando todos eran niños y aún se divertían con un par de juguetes, tienen que visitar el MUJAR, un lugar que los transportará a esa época en donde nada le preocupaba más que aprovechar cada asegundo para divertirte con tus amigos. Lo que verán aquí es la colección más grande de juguetes que pertenecieron a Roberto Shimizu y al ver los muñecos, carritos, juegos de mesa, pelotas y toda esa cantidad de objetos divertidos, no querrán volver a salir de ahí.

 

MUTEC

La tecnología es un tema que además de dominar a todos, nos genera un interés especial, en el MUTEC puedes aprender sobre todo lo que debe pasar antes de que tengas un celular entre tus manos, también puedes visitar con todos tus amigos los talleres de aerodinámica, ciencias biológicas, electricidad, origami, robótica, química y matemáticas para que construyan algún proyecto en equipo. Para terminar su visita, pueden llenar un álbum con fotos que pueden tomarse en el jardín del museo con las distintas obras de maquinaria que adornan el lugar.

 

Papalote, Museo del niño

El Museo del niño se ha convertido en un espacio para adultos en el que puedes jugar como cuando eras pequeño. Todas las actividades están hechas para que te diviertas en grupo y siempre con la finalidad de aprender algo nuevo sin que realmente te des cuenta de ello, por lo que se convierte en el lugar ideal donde tus amigos y tú pueden olvidarse del mundo entero para sólo enfocarse en divertirse a lo grande.

Además de un opción económica, visitar un museo es bastante divertido y enriquecedor, pero si lo haces con tus amigos la experiencia puede transformarse en algo mucho mejor, pues el listado anterior se caracteriza por el dinamismo de estos lugares en donde pueden tomar distintos talleres para crear alguna obra de arte, un robot, un juego de mesa, un chocolate, entre muchas otras cosas, que se llevarán a casa como el resultado de un gran trabajo en equipo.

La arquitectura del mundo

Standard

Para llevar a cabo proezas inigualables que dejen tu huella en el mundo.

Quizá necesites de algunos datos sorprendentes para comprender por qué la arquitectura es una actividad tan maravillosa. Por ejemplo, el arquitecto canadiense-israelí Moshe Safdie es el responsable de la arquitectura del Hotel Marina Bay Sands, ubicado en Singapur. Dicho hotel cuenta con la piscina al aire libre más grande del mundo, misma que se asienta en el remate de los edificios con 150 metros de longitud y una altura de casi 200 metros por encima de la ciudad con una de las estructuras de acero más sorprendentes. La vista desde ella es inigualable, una de las mejores del mundo.

Milagros edificables como el anterior son algunas de las razones por las que estudiar arquitectura se vuelve un desafío fascinante.

Un arquitecto es un artista

Si tú ya estudias esta carrera, sabrás que esta afirmación es verídica. Los procesos necesarios para crear el diseño de una estructura son similares a los bocetos que hacen los pintores. La planeación de cómo y dónde estará asentada tu pieza es igual a la que hace un dramaturgo sobre cómo y dónde montar una obra de teatro. El arquitecto no sólo se acomoda a las necesidades del terreno o de los usuarios, también acopla su imaginación, sus inquietudes y anhelos a un mismo plano. Por ello, como todo artista, el arquitecto aloja una parte de sí mismo en cada detalle de su obra.

El trabajo de un arquitecto está destinado a ser inmortalizado

Así como la pirámide de la gran Tenochtitlán ha sobrevivido al paso del tiempo, lo mismo que las de Egipto o los templos budistas de Asia, tu trabajo tiene la seguridad de permanecer de pie durante décadas o siglos. Miles de personas podrán admirar, disfrutar y apreciar la obra que realices como parte fundamental de una época, un estilo y una tendencia que –además de estética– posee un objetivo practico y funcional. La creatividad y el conocimiento que demanda la arquitectura sobrevive ante casi cualquier cosa.

Puedes contribuir a mejorar la vida de cientos de personas

En un mundo como el nuestro, en el que existen tantas necesidades sin cubrir y tanta desigualdad, es complicado subsanar el espacio y territorio. Sin embargo, el arquitecto juega un rol fundamental en esta problemática, pues en sus manos están muchas de las soluciones para contribuir, a través de sus proyectos, a mejorar la vida de comunidades enteras. Las vidas de miles de habitantes se pueden beneficiar a través de remodelaciones urbanas que sólo un profesional en esta rama es capaz de hacer. La arquitectura puede ser la respuesta a la falta de planeación por parte del Estado para crear ciudades que sus integrantes puedan disfrutar.

 

Jamás dejarás de desafiar tu propia creatividad

¿Te imaginas que un grupo de personas, al ver lo que has hecho, se pregunten cómo fue posible alzar una maravilla como la que ideaste? Un edificio, una casa, un templo o lo que sea que se encuentre dentro de tu cabeza se puede convertir en la vía de una emoción o una impresión indescriptible que los demás llevarán consigo toda la vida. Por supuesto que la admiración hacia tu obra es una de las recompensas más gratas de estudiar arquitectura.

La imaginación para usar los recursos naturales es ilimitada. Por ejemplo, el arquitecto colombiano Simón Vélez es precursor en el uso del bambú como principal estructura de sus diseños. «Un día un cliente me pidió que diseñara varias pesebreras en Bambú, por lo que me vi forzado a encontrar una técnica constructiva y conseguí una manera tan sencilla que me pareció increíble que nadie la hubiera utilizado antes: inyectar mortero de cemento líquido en los lugares donde se dan las uniones. Al ser el Bambú una madera hueca, resolver las uniones es un gran problema, pero si esas uniones se llenan de mortero, éste, al endurecerse, agarra los tornillos y demás herrajos y los convierte en las mejores conexiones que yo conozca», dijo en entrevista para el portal Siente América.

Sin saberlo, muchos arquitectos siembran las semillas de una tendencia que funge como parteaguas en la historia de la arquitectura; esa capacidad de cambiar el rumbo de la estética y funcionalidad no desaparecerá jamás.

Pensamos que el horror había quedado atrás

Standard

A medida que avanzamos por la ruta marcada por la IA del panal, parecía que sólo estabamos dando vueltas y vueltas, todo parecía complicarse un poco más cada minuto, sobre todo porque el tiempo para salir era limitado, si quedamos atrapados , nada podría sacarnos al exterior, el laboratorio quedaría sellado y nosotros adentro con esas cosas.

Los no muertos nos alcazaron en algún punto tuvimos que luchar, nuevamente Alice, Jill y ahora yo hicimos lo que podimos para matar a esas cosas, pero a pesar de  nuestro entrenamiento eran demasiados, uno de ellos volvió a morder a Rain y ahora mordio a Carlos.

Dos heridos o infectados ya no era una buena situación pero debiamos avanzar y Alice propuso que si todo se complicaba el equipo tomaría una decisión, Rain y Carlos estuvieron de acuerdo.

Subimos por tubos utilitarios y avanzamos todo lo que pudimos, Jill vio un ducto para salir y cruzamos pero los tubos no aguantaron el peso y Carlos cayó.

Carlos subio rapidamente y escapo pero no por la ruta marcada.

Teníamos que seguir con o sin él, al emerger al primer piso, Alice recordó que también se desarrollaron muestras de anti virus.

Podíamos salvar a Rain y a Carlos si todo salía bien, Alice encontró en antivirus pero ¿cómo sabía ella todo eso?

Alice dijo: iba a robarlo y a inculpar a Umbrella, pero entonces ¿ella era una de los malos?.

Al llegar al tren vimos en la entrada a una de las creaturas que escapó de la bodegas, pero esta no era humana, era una cosa con garras y musculos.

¡Suban al tren ahora! Grito Carlos, ya en el tren Alice inyecto el antivirus a los enfermos, las estructuras metálicas de los rieles del tren crujian de una manera que parecía que nos saldríamos.

¡Teniamos que escapar!