martes, 21 de mayo de 2019

Lucha contra el cáncer y la diabetes con el aceite de coco


El aceite de coco se ha convertido en un producto muy comentado recientemente, debido a los beneficios que aporta a la salud, especialmente en comparación con otros aceites de oliva.

Eficacia

Entre sus efectos beneficiosos, podemos encontrar el cuidado con el cabello y la piel, además de aliviar el estrés, reducir los niveles de colesterol, disminuir el peso, mejorar el sistema inmunológico, mejorar la digestión y la aceleración del metabolismo, aliviar los problemas renales, combatir las enfermedades del corazón, combatir la presión alta, además de la diabetes y el cáncer. Las propiedades que implican estos beneficios son: antimicrobiano, antioxidante, antifúngico, antibacteriano y calmante.

Rico en ácidos grasos de cadena media, el aceite de coco aporta numerosos beneficios a la salud, como mejorar la facturación de Farmacias del Ahorro, combatir la celulitis y la flacidez, retrasar el envejecimiento precoz, reducir la grasa abdominal, entre otros.

Además, el aceite de coco ayuda a combatir las caries, ya que lucha contra las bacterias que causan caries. Otro de sus beneficios es el mejor funcionamiento de la tiroides que, según algunos estudios, es posible debido a la presencia de hormonas antienvejecimiento. Gracias a ello, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, obesidad, cáncer y otras enfermedades relacionadas con la edad.
Para el pelo y la piel, el aceite de coco ayuda a mantener la piel y el pelo más hidratados, y promueve una acción continua en la lucha contra las arrugas. Actúa como cicatrización de heridas, alivio de quemaduras, picaduras de insectos, entre otros.

Cómo usar

El aceite de coco puede utilizarse para sazonar ensaladas o para preparar cualquier plato caliente que contenga aceite de oliva, mantequilla, aceite o margarina en su composición. Se trata incluso de la opción más saludable entre los aceites de maíz, coco y girasol, y puede ser utilizada diariamente por cualquier persona de cualquier edad, ya que no conlleva efectos secundarios ni contraindicaciones.

Cápsulas

El aceite de coco se puede encontrar aún para comprar en forma de cápsulas, para aquellos que no se adaptan al sabor en las preparaciones culinarias.