Diversión y cultura

Standard

El otro día estaba poniendo mis etiquetas autoadheribles a unas cosas de mi habitación para tener todo más ordenado y clasificado, y me surgió la idea de escribir sobre los museos que había visitado últimamente en la Ciudad.

Todos sabemos que cualquier experiencia se disfruta el doble en compañía de tus amigos, pues ellos son esas personas que tu elegiste de entre un montón de gente para que te acompañen en los momentos buenos, pero también en los problemas y tristezas que te lleguen a afectar. Por lo que no hay nadie mejor con quién compartir todas tus experiencias que tus amistades.

Afortunadamente, la CDMX es un lugar en el que puedes encontrar cientos de formas distintas de entretenerte, divertirte y aprender, todo en un mismo día y de lado de la personas con las que compartes todos tus secretos y risas. Dar un paseo con un amigo, invitarlo a comer, ir de compras o visitar algún museo serán aventuras que se triplicarán por el simple hecho de hacerlo juntos.

 

Así que sin más preámbulo, queremos darte varias opciones de museos que puedes visitar en la CDMX para divertirte en grande, como cuando eras pequeño, y en compañía de todos los amigos que tengas, pues justo esa es la clave de volver tu visita en la más dinámica, divertida e inolvidable.

Museo de la Luz

Cada exhibición es una nueva oportunidad de divertirte con todos los que te acompañen y formen parte de las ilusiones ópticas que conforman este museo, además, podrán aprender sobre la importancia de la luz en el arte, cómo su naturaleza ha convertido algunas obras en piezas maestras y de qué forma influye la visión en la percepción que cada uno tiene sobre la luz.

Universum

El museo de la ciencia es todo menos aburrido, pues con un sinfín de exposiciones permanentes más todas las galerías que eventualmente llegan de otros países a montarse dentro del Universum, tus amigos y tú podrán conocer el funcionamiento de todo lo que hace que este mundo siga girando y aún más allá del planeta del Tierra. De hecho, visitar el planetario será lo que más disfruten hacer juntos durante su visita al museo.

 

MUCHO, Museo del Chocolate

Imagina ir con todos tus amigos a conocer, oler y probar todos los mitos y las verdades que siempre quisiste saber del chocolate, además de la galería de arte, que también se basa en este ingrediente mexicano, hay talleres especializados para esta dulce gastronomía que pueden tomar juntos. Y después de abrirles el apetito pueden visitar las tiendas con gran variedad de chocolates que hay en el mismo museo y sus alrededores para llevarse un dulce recuerdo.

 

MIDE, Museo Interactivo de Economía

Quizá los números y la economía no te parezcan una idea interesante sino complicada, pero en el MIDE será imposible que tus amigos y tú no le encuentren el lado divertido al tema, pues en los tres pisos del recinto, además de jugar a comprar y vender como cuando tenías 10, aprendes sobre los procesos que se llevan a cabo para que tú puedas tener una moneda o un billete en tu cartera.

 

MUJAM Museo del Juguete Antiguo Mexicano

Para recordar cuando todos eran niños y aún se divertían con un par de juguetes, tienen que visitar el MUJAR, un lugar que los transportará a esa época en donde nada le preocupaba más que aprovechar cada asegundo para divertirte con tus amigos. Lo que verán aquí es la colección más grande de juguetes que pertenecieron a Roberto Shimizu y al ver los muñecos, carritos, juegos de mesa, pelotas y toda esa cantidad de objetos divertidos, no querrán volver a salir de ahí.

 

MUTEC

La tecnología es un tema que además de dominar a todos, nos genera un interés especial, en el MUTEC puedes aprender sobre todo lo que debe pasar antes de que tengas un celular entre tus manos, también puedes visitar con todos tus amigos los talleres de aerodinámica, ciencias biológicas, electricidad, origami, robótica, química y matemáticas para que construyan algún proyecto en equipo. Para terminar su visita, pueden llenar un álbum con fotos que pueden tomarse en el jardín del museo con las distintas obras de maquinaria que adornan el lugar.

 

Papalote, Museo del niño

El Museo del niño se ha convertido en un espacio para adultos en el que puedes jugar como cuando eras pequeño. Todas las actividades están hechas para que te diviertas en grupo y siempre con la finalidad de aprender algo nuevo sin que realmente te des cuenta de ello, por lo que se convierte en el lugar ideal donde tus amigos y tú pueden olvidarse del mundo entero para sólo enfocarse en divertirse a lo grande.

Además de un opción económica, visitar un museo es bastante divertido y enriquecedor, pero si lo haces con tus amigos la experiencia puede transformarse en algo mucho mejor, pues el listado anterior se caracteriza por el dinamismo de estos lugares en donde pueden tomar distintos talleres para crear alguna obra de arte, un robot, un juego de mesa, un chocolate, entre muchas otras cosas, que se llevarán a casa como el resultado de un gran trabajo en equipo.