El Exilio

Standard

 

Hace unos cuantos días , fui a visitar una biblioteca que se encuentra cerca de unas naves industriales donde tienen los libros mas viejos tanto en formato original como en copia , donde se es posible analizar grandes obras de literatura de todo tipo que ahora se encuentran , debido a su exclusividad y poco rating con el publico comercial , fuera de publicación , lo que significa que no se les puede encontrar en ningún lugar.

Esta biblioteca esta diseñada particularmente para análisis científico de dichas obras por lo que son frecuentadas por muchas personas de ciencia , algo que le da una cierta disciplina y credibilidad al lugar , aunque puede también ser visitada por personas comunes y corrientes cuyos intereses literarios son serios , ya que con el simple hecho de estar ahí  significa que conocen las obras que ahí yacen , ergo su interés por las cosas literarias son serias.

La razón por la que fui a aquella biblioteca especializada , se debe a que estaba en una búsqueda de unos diarios que escribió el rey Luis XVIII cuando en su largo exilio en Prusia tras la revolución francesa y de nuevo tras la toma de poder de Napoleón Bonaparte  en Francia.

Durante tres días estuve leyendo este relato , una obra que me conmovió mucho , debido a que yo se bien lo que es estar expatriado y sin una patria , debido a que estuve de cómo preso político en Polonia por un tiempo.

El leer esta obra , me regreso muchos recuerdos de esos días , recuerdos que estaban enterrados en cavernas mentales sepultadas por un mecanismo probable de autodefensa hacia un fuerte dolor.

Al termino de mi análisis regrese a mi casa , donde reflexione por mucho tiempo sobre mis experiencias cuando en exilio.

Inclusive , encontré un fragmento que escribí y lee:

“Soy hoy un hombre sin patria,

Extranjero a toda tierra ,

Soy hoy un hombre sin patria ,

Ausente del presente y desconfiado del futuro

Soy un hombre sin patria ,

Alejado de todo puerto por la furia de mil y un tormentas,

Soy un hombre sin patria,

Quien conoce el cielo y el infierno como las estrellas al firmamento,

Y como los moluscos a los abismos,

Ven ya patria perdida!

O ayúdame a hacer patria del reflejo del presente,

Ven ya patria perdida! ,

Que anhelo por suelo firme,

Soy hoy un hombre sin patria ,

Ausente de mi propio ser y desechado de toda identidad,

Soy Hoy un hombre sin patria ,

Perdido como un ave flotando en la mar lejos de la tierra,

Pocas angustias son tan agudas como un eterno horizonte,

Pocas penas resemblan a la ausencia de una patria.

No me olvides tierra prometida,

Que pronto he de encontrarte!!”

En este momento , tengo mas empatía que nunca para todos aquellos desafortunados quienes han sido despojados de sus hogares , por razones políticas o ajenas a ellos , situaciones que ahora son la orden del día en el mundo.