Médicos militares

Standard

La semana pasada, después de tomar mis clases de inglés, fui a una exposición médica en un hospital cercano a mi casa, donde ya se han internado algunas personas de mi familia y un hospital que muchas veces está fuera de lo convencional.

Esto es debido a que este hospital ofrece muchas cosas que ningún hospital del que yo sepa ofrece en mi ciudad, tal y como lo son cursos y diplomados, que no tienen muchas veces nada qué hacer con la medicina, como es el caso de los diplomados de historia que ahí se ofrecen.

Esta vez había una exposición médica militar donde mostraban la compleja ciencia que es el ejercer la medicina en una zona de guerra y lo necesario que es para cualquier ejército el contar con un buen servicio médico militar, quien sea capaz de salvar la vida de los soldados heridos en el campo de batalla.

Los médicos militares, quienes sirven en el frente, son personas que verdaderamente arriesgan su vida casi al punto del martirio y aunque los soldados también arriesgan su vida en gran manera, los médicos de primera línea lo hacen sin fusil, por lo que no tienen ningún tipo de opción para defenderse en caso de que lo requieran.

La supervivencia de estos médicos depende enteramente en la ética, moral y honor del enemigo, ya que para un enemigo sin honor, el deshacerse de los médicos del otro lado de la trinchera es muy fácil, además de ser algo que se disfraza como accidente, especialmente si es que se les abate con fuego de artillería.

Los médicos de primera línea son médicos que aunque todos tienen la misma labor, es decir, salvar la vida de sus soldados, el modo operativo entre ellos es distinto, debido en gran medida a su posición táctica en el campo de batalla.

El servicio médico militar de guerra se divide en tres:

  1. Camilleros
  2. Cirujanos de emergencia
  3. Cirujanos de operaciones mayores

Los camilleros son aquellos quienes entran dentro del campo de batalla y colocan a los heridos en camillas, detienen hemorragias y hacen transfusiones severas, ahí mismo, donde las balas vuelan. Al término de su procedimiento o al lograr estabilizar al soldado herido, lo transportan a la retaguardia de sus posiciones donde se encontrará un hospital montado en algún edificio, hotel o hasta centro comercial, donde los camilleros entregan a los soldados heridos a los cirujanos de emergencia.

Los cirujanos de emergencia hacen muchos tipos de cirugía, como reparación de algunos órganos, extracto de bala y el arreglar el sistema óseo dañado.

No obstante, cuando las heridas son craneales, cerebrales o de médula espinal, los soldados heridos son transportados a hospitales verdaderos y especializados en estos traumas, donde entran en juego los cirujanos de operaciones mayores, quienes harán cirugía de cerebro o de médula espinal.

Estos son verdaderos héroes y auténticos filántropos.