Nunca Más y Nunca Menos

Standard

Hoy por la mañana tuve que levantarme mucho mas temprano debido a que tuve que inspeccionar el transporte de un cargamento enorme de varilla corrugada destinado para una ciudad que se encuentra a dos horas de distancia , un transcurso que si ciertamente no es largo , no lo es muy corto teniendo en cuenta el hecho que el mismo día tuve que ir y regresar , lo que en total dio un resultado de 4 horas de carretera.

Como preparación y como medida preventiva , la noche de ayer me dormí muy temprano  para poder levantarme fresco y con energía optima ya que de lo contrario me es muy difícil operar durante las mañanas. Sin embargo , para mi sorpresa y desgracia , al sonar mi alarma dos horas antes del amanecer , me di cuenta que con mucha dificultad podía abrir los ojos y se cerraban involuntariamente , además por supuesto de tener aquel mareo característico previo a un profundo sueño.

Esto no solamente me causo dificultad , sino que también produjo una especie de enojo dentro de mi debido a que no entendía como había sido posible el hecho que estuviera en este estado si tome las precauciones necesarias la noche anterior y aun mas. La respuesta se encontraba en las ultimas dos palabras.

Cuando las personas hablan de que el balance es básico para la buena vida y base de la existencia , tienen razón en lo que dicen , por lo que es básico el seguir ese principio y no entrar en categorías de cantidades menores o mayores al punto medio en una ecuación de operación , algo que es de vital importancia el comprender si es que uno quisiera tener resultados óptimos en la vida.

Al despertarme estuve 10 minutos en mi cama intentando no cerrar los ojos –lo que hubiera significado despertar cinco horas mas tarde- hasta que finalmente me conquiste a mi mismo para despertarme y bañarme con agua fría , lo que ahuyento todo sueño y deseo de dormir.

Al estar yendo hacia los camiones hice un pequeño recuento sobre mis actividades del día anterior y las acciones que tome para saber que fue lo que hice que claramente estuvo mal , ya que siempre cuando un resultado no es el que espero hago un análisis para encontrar las causas de la falla.

Al cabo de un recuento y análisis no muy profundo pude ubicar cuales habían sido mis errores , algo que además era obvio  tomando en cuenta el principio que hemos mencionado sobre el balance.

Mi primer error fue el dormir mas de ocho horas , ignorando el hecho que cuando una persona duerme mas de 8 horas el efecto del sueño prolongado se convierte en uno adverso parecido a cuando una persona quiere tomar una sola copa para conversar con los amigos para luego partir  y termina tomando cuatro o cinco.

Mi segundo error es el causante del primero , este siendo el haberme tomado una pastilla para dormir a las seis de la tarde.

Lo que debí de haber hecho  era el haberme dormido a las 9 y media de la noche para levantarme bien a las 5 de la madrugada. Lo que nos dice que nunca  se debe de hacer nada mas ni nada menos sino lo preciso.